Hemos establecido un sistema de honorarios profesionales sobre la base de un porcentaje de lo obtenido como resultado del juicio, que varía entre un 15% y un 25% dependiendo de la complejidad del caso, honorarios que sólo se devengarán en el evento de que se obtenga una sentencia definitiva favorable para el trabajador, y sólo una vez que haya concluido el juicio.